Ghee en olla lenta

Ghee en olla lenta

Ghee en olla lenta

El ghee es una especie de mantequilla clarificada que se emplea frecuentemente en la cocina india. Aunque se obtenía originalmente de leche de búfala, hoy en día se obtiene a partir de la mantequilla de leche de vaca. Se obtiene mediante la fusión lenta de la misma en un gran recipiente. Su aspecto es muy similar al de la manteca y es muy sencillo hacerla en casa.

La diferencia principal entre la mantequilla clarificada y el ghee es que en la primera se separa la grasa lo antes posible para evitar que se quemen los sólidos lácteos, mientras que para el segundo, se deja calentándose hasta que dichos sólidos tengan una aspecto de color marrón, dándole un aroma más dulce.

Al haber sido sometido a un proceso de calentamiento más largo que el habitual para la mantequilla clarificada, el ghee aguanta mejor las temperaturas altas, lo cual le hace más idóneo para freír. Este tipo de mantequilla permite largos periodos de almacenamiento debido a que durante su elaboración se han eliminado los enzimas y microorganismos encargados de su putrefacción.

Gracias a esto se puede dejar a temperatura ambiente, sin que se eche a perder. Está compuesto de grasas saturadas saludables, más fáciles de digerir que las la mantequilla tradicional, y que aumentan la capacidad del cuerpo para absorber las vitaminas y los minerales de otros alimentos.

O sea: no se quema facilmente al calentarla. no necesita ser refrigerada, no contiene lactosa ni sólidos lácteos, ya que se filtran durante el proceso de cocción. Tiene una mayor concentración de ácido butírico (tiene efectos positivos sobre el sistema inmunológico y la inflamación).

La mantequilla ghee no es un superalimento nuevo. De hecho tiene miles de años. Utilizada originalmente para evitar que la mantequilla se estropee durante el clima cálido, y se usa ampliamente en las cocinas india, pakistaní e iraní.

Actualmente se está redescubriendo todo su potencial de nutrición y embellecimiento, ha ganado un gran reconocimiento en los últimos años por sus beneficios para la salud ya que aumenta la energía, cura la inflamación y mantiene la piel radiante.

Propiedades de la mantequilla ghee

La mantequilla ghee está llena de antioxidantes, vitaminas y minerales que son solubles en grasa, lo que ayuda en la absorción de estos nutrientes. Tiene un perfil vitamínico único, es rica en vitaminas A, D y E, también vitamina K2 .

Libre de caseína y lactosa el ghee es fácilmente tolerada por personas intolerantes a la lactosa y proteínas de la leche. Para las personas que tienen alergias o sensibilidades a estos componentes lácteos, el ghee es claramente mejor opción que la mantequilla clásica.

Beneficios del ghee para la salud que debes conocer

Estos son algunos de los beneficios más populares del ghee:

  • Según la medicina ayurveda comer ghee regularmente ayuda a mejorar la vista.
  • El ghee se usa ampliamente no sólo para el tratamiento de quemaduras, además ayuda a reducir la inflamación en la piel aplicándolo en las zonas afectadas.
  • El ghee ayuda en la pérdida de peso reduciendo el apetito para que sea más fácil la dieta, al tiempo que aumenta nuestra energía para realizar actividad física y la función cognitiva. La grasa también aumenta la saciedad al decirle al cerebro cuando has comido suficiente.
  • Para el alivio de la tos puedes comer una cucharadita de ghee directamente para un alivio instantáneo.
  • Aumenta el ácido gástrico y mejora la digestión.
  • Lubrica las articulaciones y reduce la inflamación.

La mantequilla ghee es una de las grasas más saludables y sabrosas con la que puedes nutrir tu cuerpo. Pero ¿sabías que el ghee va más allá de la cocina y que se usa tópicamente para curar y nutrir la piel y cabello?: 

  • Los ácidos grasos en el ghee estimulan la hidratación profunda y hacen la piel más suave e hidratada. También la ilumina y frena su envejecimiento. Para ello sólo tienes que masajéarlo en tu piel diariamente, aplica el ghee directamente en la cara con un suave masaje. Luego lávala después de 15-20 minutos.
  • También cura e hidrata los labios agrietados cuando se aplica sobre los labios secos.
  • Ghee también ayuda a aclarar las ojeras. Colócalo en los párpados superiores y debajo de los ojos para deshacerte de tus ojos apagados y cansados en unos pocos días.
  • La mantequilla ghee también hace maravillas con tu cabello. Lo acondiciona profundamente y es eficaz para arreglar puntas abiertas, sólo tienes que aplicarlo en las puntas, dejarlo actuar unos 15-30 minutos y aclarar con tu champú habitual. Puedes mezclarlo también con aceite de oliva o aceite de coco para hacer una mascarilla supernutritiva.

Y ya no me enrollo más, os dejo la receta, para olla lenta, que podéis adaptar perfectamente a la cocina tradicional, siempre cocinando lentamente y con tiempos largos. Seguro que le sacáis provecho, verdad?

Slow cook

Ingredientes:

1.000g. mantequilla sin sal

Preparación:

  • Ponemos la mantequilla a trozos en la olla lenta, a temperatura alta y destapada (con la tapa puesta cubriendo la mitad de la olla)
  • Programar unas 4 horas, hasta que veamos que la parte sólida se queda en el fondo, y la espuma toma una tonalidad marronosa y desaparece. Apagamos la olla y colamos  con un colador fino o una malla de las de hacer queso.
  • La pasamos a un bote de cristal, se puede conservar unos 3 meses a temperatura ambiente o hasta un año en la nevera.

 

 

Ghee en olla lenta

Ghee en olla lenta
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] Si no encontráis dónde comprar el ghee, es facilísimo de hacer en casa, os dejo AQUÍ la receta. Podéis hacer un entrante o un picoteo absolutamente delicioso y con un sabor que […]